Show simple item record

dc.contributor.advisorFlores Cabrera, José Alfredo
dc.contributor.authorCarrillo Castellanos, Evaristo
dc.contributor.otherDelgadillo Sánchez, José Alberto
dc.contributor.otherPoindron, Pascal
dc.contributor.otherDuarte Moreno, Gerardo
dc.contributor.otherMellado Bosque, Miguel Ángel
dc.date.accessioned2015-11-10T17:44:48Z
dc.date.available2015-11-10T17:44:48Z
dc.date.issued2006-06-01es_MX
dc.identifier.urihttp://repositorio.uaaan.mx:8080/xmlui/handle/123456789/7582
dc.descriptionObjetivo general Determinar si los machos sexualmente activos inducen la actividad sexual de las cabras anovulatorias de la Comarca Lagunera con diferente proporción macho-hembras y en diferentes meses del anestro estacional. Objetivos específicos Determinar la capacidad de los machos sexualmente activos para inducir la actividad sexual de las cabras anovulatorias sometidas al efecto macho en una proporción macho-hembras de 1:10, 1:20 y 1:39 (Artículo I). Determinar la capacidad de los machos sexualmente activos para inducir la actividad sexual de las cabras anovulatorias sometidas al efecto macho en diferentes meses del anestro estacional (abril, mayo y junio; Artículo II).
dc.description.abstract"Se realizaron 2 estudios para determinar si los machos cabríos sexualmente activos tienen la capacidad de inducir la actividad sexual de las cabras en anestro con diferente proporción macho-hembras y en diferentes meses del anestro estacional. El primer estudio se realizó de noviembre 2002 a mayo 2003, para determinar la influencia de la proporción macho-hembras (1:10 a 1:20 y 1:39), utilizando machos sexualmente activos, para inducir la actividad estral de las cabras en anestro. Para ello se utilizaron 7 machos cabríos locales inducidos previamente a la actividad sexual mediante días largos continuos (16 h luz/día). Asimismo se utilizaron 117 cabras anovulatorias las cuales fueron divididas en tres grupos homogéneos (n = 39). Un primer grupo fue puesto en contacto con 4 machos vii (proporción 1:10; G10), un segundo grupo con 2 machos (proporción 1:20; G20), y un tercer grupo con un macho (proporción 1:39; G39). La actividad estral se registró 2 veces por día (08:00 h y 17:00 h) a través del estudio. Durante los primeros 5 días después de la introducción de los machos, la conducta sexual de éstos (automarcaje con orina, flehmen, olfateos anogenitales, aproximaciones, intento de montas y montas completas) fue registrada durante 2 h diarias (de 08:00 h a 10:00 h). El porcentaje de hembras que presentaron actividad estral durante el estudio no fue diferente (P > 0.05) en los tres grupos (>90%). Sin embargo, el intervalo entre la introducción de los machos y el inicio del estro fue menor en el G10 (57.9 ± 4.8 h; P < 0.05) que en el G20 (72 .9 ± 4.1 h) y G39 (78.6 ± 7.6 h). El comportamiento sexual de los machos fue similar en los tres grupos, independientemente de la proporción en que fueron utilizados. Estos resultados indican que al incrementar la proporción macho-hembras no afecta el porcentaje de cabras anovulatorias inducidas a la actividad sexual, únicamente provoca un retraso en la respuesta al efecto macho. El segundo estudio se realizó de noviembre 2003 a julio 2004, para evaluar la capacidad de los machos sexualmente activos para inducir la actividad sexual en las cabras anovulatorias en diferentes meses del anestro estacional (abril, mayo y junio). En cada mes, un grupo de cabras en anestro fue expuesto a machos previamente inducidos a una intensa actividad sexual mediante días largos continuos (16 h luz/día; machos tratados), mientras que otro grupo de cabras fue expuesto a machos que sólo percibieron las variaciones naturales viii del fotoperiodo de esta región (13:41 h solsticio de verano; 10:19 h solsticio de invierno, machos testigo). La actividad estral fue determinada 2 veces por día (08:00 h y 17:00 h) a través del estudio. Durante los primeros 5 días después de la introducción de los machos, la conducta sexual de éstos (automarcaje con orina, flehmen, olfateos anogenitales, aproximaciones, intento de montas y montas completas) fue registrada 2 h diarias (de 08:00 h a 10:00 h). Cuando se utilizaron machos tratados, la mayoría de las cabras respondieron a la bioestimulación de éstos en los diferentes meses de estudio, mostrando al menos un comportamiento estral en abril (18/19), mayo (20/20) y junio (18/19); P > 0.05). En contraste, cuando se utilizaron machos testigo, ninguna cabra respondió en abril (P < 0.01, con respecto a las hembras que fueron expuestas a machos tratados). En cambio, en mayo (19/20) y junio (18/19) hembras expuestas a machos control mostraron actividad estral. En mayo, el intervalo entre la introducción de los machos y el primer estro fue mayor en las hembras expuestas a machos testigo (8.7 ± 0.8 días) que en las hembras expuestas a machos tratados (3.9 ± 0.5 días; P < 0.001). En cambio, en junio no hubo diferencias entre las hembras expuestas a machos tratados (4.1 ± 0.6 días) y hembras expuestas a machos testigos (4.4 ± 0.7; P > 0.05). En abril, la frecuencia de todas las conductas sexuales de los machos tratados fue más intensa que en los machos testigo (P < 0.01). En mayo, sólo la frecuencia"es_MX
dc.formatPDF
dc.languageEspañoles_MX
dc.publisherUniversidad Autónoma Agraria Antonio Narro
dc.rightsAcceso Abierto
dc.rights.uriCC BY-NC-ND - Atribución-NoComercial-SinDerivadas
dc.subjectCIENCIAS AGROPECUARIAS Y BIOTECNOLOGÍA
dc.subject.otherEfecto macho
dc.subject.otherCabras
dc.subject.otherConducta sexual
dc.subject.otherProporción macho-hembra
dc.subject.otherInducción del estro
dc.titleLos machos cabríos sexualmente activos inducen la actividad sexual de las cabras anovulatorias con diferente proporción macho-hembras y en diferentes meses del anestro estacionales_MX
dc.typeTesis de doctoradoes_MX
dc.description.abstractEn"Two studies were carried out to evaluate if the sexually active bucks, are capable to induce the sexual activity in anovulatory goats with different malefemales ratio and in different months of the anestrous season. The first study was carried out from November 2002 to May 2003, to determine the ability of the sexually active bucks to induce estrus in anovulatory goats with increasing male-females ratio (1:10 to 1:20 and 1:39). Seven sexually local active bucks were used. One hundred and seventeen anovulatory goats were randomly allotted in three homogeneous groups (n = 39). The first group was exposed to four bucks (ratio 1:10; G10), the second group was exposed to two xi bucks (ratio 1:20; G20), and the third group to a single buck (ratio 1:39; G39). The oestrus behaviour was measured 2 times per day (08:00 h and 17:00 h) throughout of the study. During the first 5 days following the introduction of the bucks, the sexual behaviour of the bucks (self marking with urine, flehmen, anogenital sniffing, nudging, mounting attempts, and mounts) was determined for 2 h (from 08:00 h to 10:00 h). The percentage of does that exhibited estrous during the study did not differ (P > 0.05) between groups (> 90%). However, the interval between the bucks introduction and the onset of estrus was shorter in the G10 (57.9 ± 4.8 h; P < 0.05) than in G20 (72.9 ± 4.1 h) and G39 (78.6 ± 7.6 h). The sexual behavior of bucks was similar among groups, independently of the male-females ratio used. These results indicate that greater male-females ratio does not diminish the ability of sexually active bucks to induce sexual activity of anovulatory goats, however, the response of does to bucks is delayed. The second study was carried out from November 2003 to July 2004, to evaluate the ability of sexually active bucks to induce the sexual activity in anovulatory goats during the anoestrus period (April, May and June). During each month, a group of anovulatory goats was exposed to treated bucks with continuous long days (16 h light/day; treated males), while another group"es_MX
dc.type.versionVersión publicada
dc.audienceEstudiantes
dc.audienceInvestigadores
dc.publisher.placeTorreón, Coahuila, Méxicoes_MX


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record