Show simple item record

dc.contributor.advisorCabello Favel, José Guadalupe
dc.contributor.authorMesta Macías, Dalma Cristina
dc.date.accessioned2019-07-31T19:02:39Z
dc.date.available2019-07-31T19:02:39Z
dc.date.issued2019-05-01
dc.identifier.urihttp://repositorio.uaaan.mx:8080/xmlui/handle/123456789/45884
dc.description.abstract"Los cerdos actuales tienen una capacidad de ganancia de peso y de conversión del alimento en carne en aumento constante pero en buena medida la selección genética ha olvidado o descuidado incluir la resistencia a las enfermedades entre sus objetivos. El cerdo actual es un animal muy magro y con un aparato digestivo llevado al límite de su capacidad y es, en consecuencia, mucho más proclive a sufrir alteraciones digestivas (Carvajal et al., 1995). En el cerdo lactante la diarrea constituye una de las mayores causas de mortalidad y disminución de peso; en algunos casos, la diarrea debilita al lechón hasta tal punto que lo predispone para desarrollar otras infecciones, especialmente respiratorias (Monroy, 2016). Las diarreas se asocian a reducción en la tasa de crecimiento, pérdida de peso y muerte, tanto en lechones como en animales adultos. Son múltiples y numerosos los factores no relacionados con agentes infecciosos que juegan un papel importante en el desarrollo de las mismas. Sin embargo, durante las últimas décadas ha quedado claro el importante papel que desempeñan infecciones virales como agentes etiológicos en las diarreas de los cerdos. No sería sorprendente que en el futuro, diarreas porcinas que hoy atribuimos a factores no infecciosos como el estrés o la alimentación, resulten siendo de etiología viral (Herrera, 2012). Entre los virus porcinos que producen infección de los enterocitos y atrofia de las vellosidades se describe el virus de la diarrea epidémica porcina, (Pensaert, 1984). Este síndrome se presenta principalmente durante el período neonatal, entre los 7 y 28 días de edad, y después del destete (Berrios, 1989). El virus de la diarrea epidémica porcina (PEDV) es un virus envuelto, ARN de cadena sencilla y sentido positivo de la familia Coronaviridae (Bjustrom-Kraft et al., 2016). Ha causado pérdidas económicas en América, Asia y Europa en los últimos años. Los ensayos serológicos fiables son esenciales para los estudios epidemiológicos y la evaluación de vacunas (Gerber et al., 2016). Esta enfermedad se caracteriza por enteritis severa, vómitos, diarrea (Deeai et al., 2016) inflamación aguda del intestino delgado acompañada por una rápida pérdida de peso de los lechones, deshidratación, acidosis y shock (Berrios, 1989). Aunque la infección en adultos no es mortal, en la mayoría de los lechones lactantes la mortalidad es cercana al 100% (Bertolini et al., 2016). La inflamación inicia la defensa del huésped contra la infección o lesión al activar respuestas innatas y adaptativas (Huan et al., 2016). Puesto que hay pocas posibilidades de que el PEDV sea pronto erradicado, es importante identificar los medios para prevenir y / o controlar sus efectos (Bjustrom-Kraft et al., 2016). El PEDV se replica principalmente en los enterocitos del intestino delgado. Este factor clave de entrada se considera el principal determinante del huésped viral y del tropismo tisular Se estima que el brote de PED ha reducido el número de cerdos en los Estados Unidos en un 3% y ha provocado una pérdida de aproximadamente 1 000 millones de dólares tanto para los productores como para los consumidores de carne de cerdo. En Canadá, se han registrado 105 casos confirmados de PED desde enero de 2014 y 84 en Ontario. Los efectos clínicos del PED en forma de diarrea acuosa, vómitos y deshidratación infligidos a animales susceptibles son bien conocidos (Song y Park, 2012). Sin embargo, los costos económicos de un brote de PED, incluyendo pérdidas de producción y gastos en estrategias de intervención de PED, siguen siendo mal documentados. Los médicos veterinarios pueden implementar varias medidas de control de PED con el objetivo de erradicar completamente la infección por virus PED de rebaños infectados. Estas medidas van desde el cierre de la manada de cría a los protocolos mejorados de bioseguridad de la granja para aumentar la inmunidad a través de la exposición a la retroalimentación o la vacunación. El costo-efectividad de estas medidas es desconocida (Wenga et al., 2016). El diagnostico de PEDV se realiza mediante PCR, Esta técnica permite multiplicar ("amplificar" es, en realidad, el término que se ha impuesto) pequeñas cantidades de ADN entre cientos de miles y millones de veces. El tramo destinado a reproducirse puede tener desde cincuenta hasta más de dos mil nucleótidos de longitud. El segmento de ADN que sirve de molde no requiere estar necesariamente en estado puro, sino que puede ser parte de mezclas complejas (Cortázar y Silva, 2004). El presente estudio tiene como objetivo conocer específicamente el diagnostico, transmisión y prevención de la diarrea epidémica porcina que actualmente afecta la economía de la porcicultura en México y el mundo"es_MX
dc.formatPDFes_MX
dc.languageEspañoles_MX
dc.publisherUniversidad Autónoma Agraria Antonio Narroes_MX
dc.rightsAcceso Abiertoes_MX
dc.rights.uriCC BY-NC-ND - Atribución-NoComercial-SinDerivadases_MX
dc.subjectCIENCIAS AGROPECUARIAS Y BIOTECNOLOGÍAes_MX
dc.subject.otherPorcinos, Sistema digestivo, Prevalencia, Diarrea epidémicaes_MX
dc.titlePrevalencia de Diarrea epidémica porcina en Méxicoes_MX
dc.typeTesis de licenciaturaes_MX
dc.type.versionVersión publicadaes_MX
dc.audienceEstudianteses_MX
dc.audienceInvestigadoreses_MX
dc.publisher.placeTorreón, Coahuila, Méxicoes_MX
dc.type.thesisMonografíaes_MX


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record