Show simple item record

dc.contributor.advisorAguirre Moreno, Vicente Javier
dc.contributor.authorDelgado Rodríguez, Miguel
dc.contributor.otherPérez Rojas, César
dc.contributor.otherBerlanga Flores, José Luis
dc.date.accessioned2018-03-05T17:55:05Z
dc.date.available2018-03-05T17:55:05Z
dc.date.issued2017-06-05es_MX
dc.identifier.urihttp://repositorio.uaaan.mx:8080/xmlui/handle/123456789/42982
dc.descriptionEn cada proceso de Mediación, lo más relevante es la relación entre las partes, no el conflicto en sí, ya que la relación que propicie el mediador entre ellas auxiliará para que éstas y solo éstas, encuentren la solución al conflicto. El mediador en cada proceso debe enfocar sus esfuerzos en las partes, no en el conflicto en sí, el no propondrá la solución, propiciará sí, que las partes en conflicto propongan, con base a lo que han escuchado y manifestado, las posibles propuestas que culminen en un acuerdo
dc.description.abstract"Desde el año 2014, México cuenta con un nuevo marco regulatorio para el Sector Energético, que permite la participación privada en sectores donde anteriormente solo las empresas del estado podían participar, antes de ese año, las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos recaían en empresas productivas del estado únicamente. Los propietarios o titulares de dichos terrenos, bienes o derechos, incluyendo derechos reales, ejidales o comunales, y los asignatarios o contratistas, negociarán y acordarán la modalidad de uso y ocupación superficial, la contraprestación y los términos y las condiciones para el uso, goce o afectación de los terrenos, bienes o derechos necesarios para realizar las actividades de Exploración y Extracción de Hidrocarburos, conforme a la normativa aplicable con las reformas a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y las leyes reglamentarias (Ley de Hidrocarburos y Ley de la Industria Eléctrica), se prevé las modalidades y el procedimiento para el uso y ocupación superficial de las tierras donde se contemplen actividades de exploración y extracción de hidrocarburos a cargo de particulares y de empresas productivas del estado y prevé además la mediación como método que auxilie en la resolución de conflictos, a través del diálogo entre las partes (contratista/asignatario y el propietario de la tierra bien o derecho), donde el mediador como tercero neutral las acompaña para que ellos mismas, como protagonistas, encuentren las soluciones más beneficiosas; dicho proceso podrá llevarse a cabo cuando las partes no alcancen un acuerdo durante los 180 días que tienen para llevar a cabo la negociación entre ellos. Esta mediación está a cargo de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), la cual versará sobre las formas o modalidades de adquisición, uso, goce o afectación de los terrenos, bienes o derechos necesarios para llevar a cabo las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos y la contra prestación que corresponda. El proceso de mediación estará a cargo de un tercero denominado mediador, designado por la SEDATU, con el fin de proveer a las partes de las mejores condiciones para que se alcancen los acuerdos voluntarios y satisfactorios conforme a sus necesidades, propiciando la comunicación y entendimiento para la construcción de una sana relación entre las partes para el futuro. El potencial de esta reforma se centra en la convivencia que habrá entre las empresas interesadas en desarrollar cientos de proyectos energéticos y los miles de propietarios de la tierra donde se pretendan instalar. La fortaleza y la debilidad de la Reforma Energética se ubica en el uso y ocupación superficial de las tierras ejidales, privadas, rurales y urbanas a lo largo y ancho de la República Mexicana; la consolidación de los proyectos que permitan al país incrementar de manera sustancial la extracción y producción de hidrocarburos así como, la generación de energía eléctrica, radica en las habilidades y capacidades de los inversionistas y actores gubernamentales para llevar a cabo las negociaciones con los propietarios y/o poseedores de la tierra. Para dejar de ser deficitarios en la producción de gasolinas, diésel, gas natural, petroquímicos y en la generación de energía eléctrica a través de tecnologías modernas limpias y renovables, ahora es necesario acordar con los titulares de los terrenos bienes o derechos la modalidad de uso, goce o afectación mediante el pago de una contraprestación, sin embargo, es en este rubro donde se centrará el cuello de botella para alcanzar los beneficios que la Reforma Energética pretende. La rapidez o lentitud con que se vayan concretando proyectos de extracción o generación de energía, dependerá de las habilidades de negociación entre las partes, y en los casos en que dicha negociación no concluya con éxito, dependerá de las habilidades, técnicas y herramientas que los mediadores apliquen durante el proceso de mediación, para que ambas a cargo de la secretaría de desarrollo agrario, territorial."es_MX
dc.formatPDF
dc.languageEspañol
dc.publisherUniversidad Autónoma Agraria Antonio Narro
dc.rightsAcceso Abierto
dc.rights.uriCC BY-NC-ND - Atribución-NoComercial-SinDerivadas
dc.subjectCIENCIAS AGROPECUARIAS Y BIOTECNOLOGÍA
dc.subject.otherProyecto
dc.subject.otherEnergético
dc.subject.otherExtracción
dc.subject.otherHidrocarburos
dc.titleMedición para la solución de conflictos de tierra para un proyecto energético de extracción de hidrocarburoses_MX
dc.typeTesis de maestríaes_MX
dc.type.versionVersión publicada
dc.audienceEstudiantes
dc.audienceInvestigadores
dc.publisher.placeSaltillo, Coahuila, Méxicoes_MX
dc.type.thesisDigital


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record